EL mundo feliz se hizo realidad. Y llega a ser tan horrible como en la descripción hecha por Aldous Huxley en su obra.

Un mundo nuevo y digital, que traspasa nuestro cotidiano privado como también nuestra vida laboral. El director de filmes japonés Keiichi Matsuda creo en este video en 360 grados un tipo de burbuja de filtro, en la que el hombre moderno se encuentra atrapado y lucha por su sobrevivencia económica, la cual es su sobrevivencia en si.