No creo que el Adiós, como despedida, sea algo que ocurra en forma definitiva en nuestras vidas, siempre hay alguna cosa (música, lugar, aroma, paisaje, etc.) que nos trae de regreso los recuerdos, las personas, los dolores y las alegrías.

Creo firmemente que los Adiós solo son un “hasta luego” por más que a veces intentemos eliminar de nuestra mente un hecho doloroso, pero nuestra mente no tiene una tecla de Borrar, solo podemos guardar el pensamiento e intentar no pensar en ello.

Toda nuestra vida y sus vivencias están archivadas en algún lugar esperando que “algo” lo traiga de regreso al presente, queramos o no, volvemos a vivir esos momentos , sean de felicidad, de dolor o simplemente … recuerdos.

He aprendido que los hechos dolorosos se van atenuando con el tiempo, suavizando su efecto y haciendo de la vida presente más llevadera.

Hay personas que dicen que han olvidado mucho de lo que les ha acontecido en su vida, e intentan vivir del presente, pienso que solo han puesto barricadas para que sea más difícil el pensar en el pasado, pero en algún momento esos recuerdos, cual represa rota, van a volver a inundar su diario vivir.

Creo que lo mejor es aprender a racionalizar los recuerdos dolorosos o amargos (que todos tenemos) y darles la justa medida para que no vuelvan a suceder (si fue nuestra culpa) y dejar que los recuerdos alegres estén siempre animándonos a vivir sin rencores ni recriminaciones, aprovechando cada momento de nuestra vida diaria.

A lo largo de la vida vamos dejando o perdiendo personas, cosas o momentos que quisiéramos haber conservado, pero no es nuestra decisión como ocurra la vida, no elegimos que dejar ir o que conservar, solo tenemos que aceptar que nada es permanente y que debemos aprovechar los acontecimientos, aunque sean dolorosos , y aprendamos de ellos para hacer lo que vinimos a hacer en la tierra, ser felices aportando a los demás en lo que esté a nuestro alcance.

Sin ser pesimista, creo que he perdido tanto en mi vida que decidí no perder el futuro que me quede por recibir, no le digamos Adiós a lo que está por llegar, puede ser que eso que viene sea la única razón que justifique el que aún estemos recordando lo que ya pasó.

¿Te gustó este artículo? Usted puede apoyarnos con PayPal!

Claudio Rigo-Righi Abascal

Claudio Rigo-RighiAbascal , Chileno , originario de la ciudad de Concepción , Chile, de profesión Médico Veterinario.Trabajó como Médico Veterinario clínico para luego desarrollarse en la industria farmacéutica , paralelamente también ha ejercido la docencia con gran pasión . Actualmente entrega asesoría a diferentes empresas del área agropecuaria. Gusta de escribir poesía para su propia lectura y también es radioaficionado. Una persona que disfruta viajar y aprender de cada lugar , complementado con una gran afición por la lectura. Actualmente vive en la ciudad de Chillan, Chile.
Claudio Rigo-Righi Abascal

Latest posts by Claudio Rigo-Righi Abascal (see all)