¿Por qué tuviste que morir
en medio de la guerra primaveral?
Mientras los pájaros se gritan órdenes frente a la ventana
y alrededor mío explotan los capullos.
El aire me bombardea con esperanza –
propaganda enemiga.

Te fuiste
y el sol emprendió su retirada.
Evacuó su luz,
para poder seguir brillar lejos de mí.
Entendí: cada cual por si solo –
y seguí aquí mientras aullaban todas las sirenas.

Cuando te habías ido
yo me encontré tras líneas enemigas.
Vi una mariquita en el campo minado de mis lágrimas
en cada ala baleado cuatro veces.
Escuché los cañones ¿o fue mi corazón?
Ningún refugio entre los escombros de la vida.