Inspiración. Una palabra increíblemente conmovedora con un significado bastante profundo

Como músico profesional, YouTuber, productor musical, constructor de guitarras, hombre de negocios, esposo y maestro, mi vida se mueve a un ritmo bastante rápido. Mucho que hacer, bastante trabajo que completar, nuevos proyectos que comienzan semanalmente y siempre mucha gente con la que hablar y enviar mensajes todos los días.

Pero cada día adoro mi vida, lo que hago y lo que soy… incluso en los días difíciles.

 

Creo y puedo sentir que mucho de esto se debe a la inspiración. La inspiración me ha tocado tan profundamente, que se ha convertido en una parte formidable y totalizante de mi día a día, además me encanta porque recibo su flujo y energía. Es verdaderamente milagroso como ha transformado mi vida, llenándola de experiencias positivas. Siento que puedo lograr hacer esto para todos.

Yo defino Inspiración como una idea que se apodera de ti y la lleva a su conclusión natural. Hay una clara diferencia entre inspiración y motivación: La motivación es donde tomas la idea y la llevas a donde te gustaría que fuera. ¡Literalmente tomando el proverbial de agarrar el toro por los cuernos! Son opuestos – en muchos sentidos.

Cuando la inspiración se arraiga, no puedes evitar ser llevado en sus alas y permitirle que te lleve a donde quiera. Se convierte en el conductor del autobús y el que te permite que sigas adelante con el viaje.

Tiene la capacidad de enriquecer nuestras vidas y transformar incluso los desafíos difíciles en experiencias hermosas de las que podemos aprender, evolucionar y crecer. De hecho, ciertamente ha tenido ese efecto en todos los aspectos de mi vida.

En realidad, ha sido una parte muy importante de mi existencia debido a mi trabajo como músico. Es esencial para mí que me sienta inspirado para crear música, videos, arte y belleza. ¡Sin inspiración, no hay música! Así que la he nutrido, la he practicado y he llegado a entenderla. Y al hacerlo, he sido capaz de abrazar mi trabajo y acercarlo aún más a mí y a mis experiencias de vida.

Entonces, ¿cómo te inspiras? ¿Y cómo se puede hacer?

Bueno, esa es la parte fácil…y también la parte difícil, en conjunto. La parte fácil es que lo único que tenemos que hacer es liberarnos hacia la inspiración. ¡Lo difícil es lo que tenemos que hacer, para podernos liberar hacia la inspiración! ¡Todo un enigma! Pero con algo de práctica se puede lograr.

Desde una edad temprana, se nos enseña a tener el control de nuestras vidas y ser el “conductor” dirigiendo nuestro propio destino. Y eso está bien. Necesitamos dirigir nuestras vidas. Pero ¿qué sucede cuando nos atrevemos a liberarnos al flujo de vida e inspiración y confiar en que nos está guiando hacia donde necesitamos ir? Mi experiencia ha sido que me ha permitido crear una vida maravillosamente positiva, escribir la mejor música que he podido hacer, y crear el mejor trabajo que tengo.

  

Lo que he hecho es cambiar mi proceso de pensamiento y mis sentimientos hacia cada situación. Mi ethos personal durante algunos años ha sido `lo que sea que pongo ahí, volverá a mí’, que es la ley fundamental de la atracción. Así que, en cada momento, las decisiones que tomo con mis pensamientos, sentimientos y acciones siembran semillas que crecen en mis experiencias futuras. Estoy consciente de esos pensamientos, emociones y acciones para que en cada momento pueda elegir plantar semillas inspiradoras y positivas porque quiero experimentar experiencias más positivas e inspiradoras. Esta ha sido mi comprobación personal. ¡Y los resultados han sido mucho más agradables que en el pasado, cuando estaba plantando ‘malezas’!

En cada momento, busco la inspiración y la positividad en lo que está sucediendo. Esto es muy fácil de hacer cuando todo está fluyendo y saliendo de la manera que nos gustaría. Pero puede llegar a ser difícil cuando las cosas no funcionan, y es entonces cuando es particularmente importante mantenerse inspirado y positivo, para que continúes sembrando semillas positivas e inspiradoras mañana, la próxima semana, el próximo mes, esas semillas crezcan y se conviertan en experiencias más fantásticas.

Y todos podemos hacerlo.

Todos tenemos la habilidad de elegir si estar inmersos en pensamientos positivos e inspiradores o lejos y no crear. Para tener esa capacidad, todos los días me la paso meditando, practicando yoga, rodeando me de gente con ideas concretas, leyendo libros inspiradores, escuchando música que motiva. Me sumerjo en la inspiración y me convierto en uno solo con la inspiración. Lo he convertido en una práctica diaria. Una forma de vivir mi vida.

Se necesita práctica y no me pasó de la noche a la mañana, pero comenzó con un simple paso: decidir que quería sentirme inspirado y positivo en cada momento.

Entonces, ¿qué elegirás hoy? Ciertamente, algo para reflexionar.

Que tengas un maravilloso día .

¿Te gustó este artículo? Usted puede apoyarnos con PayPal!