Como todos los días desde aquel cristal veo la marcha,
veo la marcha final como todos los días en aquel cristal.

Unos detrás de otros caminan hacia lo incierto, la vida se presenta según el camino, el destino es el mismo y seguimos caminando unos detrás de otros.

La paz es la tumba, detrás de ti vamos en busca de la paz, detrás de ti hacia la que llaman morada eterna, hacia la conexión cuántica del alma con el universo, la existencia eterna desmaterializada, detrás de ti hacia la tumba, en paz.

Puedo ver tras el cristal la cara de los caminantes, inconsolables, inseguros, ignorantes… que buscan la vida después y no la viven ahora.

Solo la guerra es vida, el conflicto permanente con la propia existencia, la duda perpetua de lo que somos, perdernos en el camino para encontrarnos en la vida, en la tumba, al final… la paz y la felicidad.

By Abel