Tan largo era mi camino
tanto demoró el viaje
me cansé
estoy agotada.

Mis huesos agonizan con dolor
explosiones recorren mi cabeza.
Son tantos los recuerdos.
los recorro sin cesar.

Camino por sobre todo este dolor
y corro por sobre toda aquella satisfacción.

A veces sola.
A veces con una mano de apoyo.
A veces con un ser humano
que me regala su corazón.

Nunca he echado algo de menos.
Nunca me he quejado.
He cerrado mis ojos
y viviré mis sueños.

Esperaré por ti.